175 millones de euros para el Plan PIVE 5 durante el 2014

El gobierno acaba de aprobar una nueva ampliación de los planes PIVE para incentivar la renovación del parque automovilístico durante el 2014 y ayudar al sector con un impulso que permitirá crear más de 4.500 puestos de trabajo. El presupuesto acordado para este quinto tramo del plan será de 175 millones de euros, con los que se espera que se pueda cubrir todo el año.

El Plan PIVE (Programa de Incentivos al Vehículo Eficiente) es un programa de ayudas a la compra de nuevos automóviles para propietarios que dispongan de turismos de más de 10 años o de vehículos comerciales de más de 7 años. Con ésto se consiguen varios objetivos: mejorar la seguridad en las carreteras, reducir la cantidad de emisiones contaminantes y dinamizar el mercado automovilístico, muy tocado por la crisis.

Plan PIVE 5Según las previsiones del gobierno, el Plan PIVE 5 permitirá la renovación de aproximadamente 175.000 vehículos en el 2014, de los que alrededor de 80.000 serán demanda creada directamente por el plan, es decir, que no se venderían si no existiera el programa de incentivo. Con él se espera alcanzar las 800.000 matriculaciones en este año, más de un 10% más que en el año anterior.

Hasta ahora, las sucesivas aplicaciones del Plan PIVE han permitido renovar casi 400.000 vehículos y han generado más de diez mil puestos de trabajo de forma directa e indirecta, ya que la mayor parte de los automóviles nuevos son fabricados en España, lo que produce un efecto beneficioso en nuestra economía. Además, las 4 fases anteriores consiguieron reducir el consumo de combustible en casi 130 millones de litros y las emisiones de CO2 en más de 150 mil toneladas.

El nuevo Plan PIVE 5 entrará en vigor el próximo lunes 20 de Enero y tendrá carácter retroactivo, por lo que todos aquellos que se acogieron al anterior pero quedaron fuera por falta de fondos, podrán recibir el dinero ahora.

Requisitos para acceder al Plan PIVE 5

Para poder acogerse al Plan será necesario ser propietario de un turismo de más de 10 años de antiguedad o un vehículo comercial ligero de más de 7 años, como ya se ha comentado más arriba. Además, los nuevos vehículos adquiridos no podrán tener una emisión de dióxido de carbono superior a los 120 gramos por kilómetro.

Para vehículos diesel o gasolina convencionales, el precio del mismo no podrá superar los 25.000 € para acceder a la ayuda, que en este caso será de 2.000 €, de los que el Gobierno pondrá 1.000 y el concesionario los otros 1.000. Para vehículos especiales para discapacitados y para aquellos que superen las cinco plazas, el precio no podrá sobrepasar los 30.000€ y la ayuda será de 3.000. Los precios indicados son sin IVA.

Un soplo de aire fresco para los seguros de coche

Los planes PIVE, aparte de una ayuda al sector del automóvil, también suponen un beneficio para las compañías aseguradoras, ya que se produce la renovación de muchos seguros que, al tratarse de vehículos nuevos, en muchas ocasiones se aumentan las coberturas durante los primeros años de vida del automóvil, pasando de seguros a terceros básicos a terceros ampliados o a seguros de coche a todo riesgo.

Además, también se producen muchas contrataciones de seguros nuevas, ya que muchos concesionarios aprovechan el Plan PIVE para vender coches nuevos a personas que no disponen de un vehículo anterior o no es tan viejo como para cumplir las condiciones del plan. Para ello aprovechan coches retirados para el desguace, los cambian de nombre y así el nuevo propietario cumple las condiciones y puede recibir la ayuda. Pura picaresca española.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Actualidad seguros, Seguros de coche

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Aseguradoras online