Cómo afectan los seguros de vida a la fiscalidad

fiscalidad seguros vida y ahorroEn estos tiempos de incertidumbre en los que las pensiones públicas no parecen garantizadas, cada vez hay más personas que se inclinan por contratar algún tipo de producto privado que les garantice ciertos ingresos, una vez llegada la jubilación. Los seguros de vida ahorro y riesgo son una excelente alternativa para aquellos que buscan una herramienta fuera de la administración pública.

No obstante, la falta de información puede ser un obstáculo a la hora de contratar este tipo de productos. La falta de conocimiento del tratamiento fiscal que reciben puede generar dudas que impidan la contratación de estos seguros. Por ese motivo, vamos a intentar aclarar de la forma más sencilla posible los detalles fiscales de este interesante producto de las compañías de seguros. Las normativas de cada país pueden diferir en determinados aspectos, si bien la base jurídica es casi siempre semejante. Con fines pedagógicos vamos a referirnos a la legislación española.

Fiscalidad del seguro de vida según el beneficiario

La primera distinción que debemos tener en cuenta es la basada en el beneficiario del seguro. Si el tomador y el beneficiario del seguro son la misma persona entonces se tributa por el IRPF (Impuesto de la Renta de las Personas Físicas) como rendimiento del capital mobiliario.

En caso de que el tomador del seguro sea una persona distinta al beneficiario, se tributa por el ISD (Impuesto de Sucesiones y Donaciones). Existen ciertas deducciones y bonificaciones en función del grado de parentesco entre el asegurado y el beneficiario del seguro de vida.

Tratamiento fiscal de las pólizas de seguros

Debe tenerse en cuenta que las primas pagadas con concepto de seguro no dan derecho a ningún gasto deducible en la base imponible de la declaración de la renta. Éste es un aspecto a tener en cuenta si estamos pensando en contratar un seguro de vida ahorro o un plan de pensiones privado, dado que las aportaciones realizadas a estos últimos sí dan derecho a deducción en la declaración de la renta.

Fiscalidad del seguro de vida en función de la forma de percepción del rendimiento

Como ya hemos señalado anteriormente, asumiendo que el beneficiario del seguro sea también el tomador, se ha de tributar al IRPF como rendimiento del capital mobiliario; con la salvedad de que la entidad aseguradora sea una Mutua de Previsión Social y quien contrate el seguro lo haga en calidad de autónomo. En ese caso las cantidades percibidas por el seguro se considerarán rendimiento del trabajo. Además, las aportaciones o primas del seguro pagadas por el tomador sí podrán ser objeto de deducción o desgravación fiscal en la declaración de la renta.

Específicamente debe diferenciarse entre si el rendimiento recibido se obtiene en forma de capital o en forma de renta.

Si el capital es recibido de forma diferida: El cálculo del rendimiento del capital mobiliario a tributar se realizará mediante la diferencia entre el capital recibido y el total de las primas pagadas.

Si el capital se recibe en forma de renta: El rendimiento tributa de manera distinta, ya que se obtiene mediante porcentajes establecidos por la ley. Estos porcentajes son diferentes en función de si se trata de una renta vitalicia o de una renta temporal.

En el caso de una renta vitalicia, el rendimiento de capital que debe tributar se calcula aplicando unos porcentajes en función de la edad a la que se comienza a percibir la renta. Estos porcentajes quedan fijados de forma inalterable desde ese momento. El porcentaje puede variar entre un máximo del 40%, cuando el beneficiario comienza a recibir la renta antes de cumplir los 40 años, hasta un mínimo del 8% cuando el beneficiario comienza a cobrar la renta a partir de los 70 años.

  • 40% para los menores de 40 años de edad.
  • 35% para los menores de 50 años de edad.
  • 28% para los menores de 60 años de edad.
  • 24% para los menores de 66 años de edad.
  • 20% para los menores de 70 años de edad.
  • 8%  a partir de 70 años de edad.

Sirva a modo de ejemplo el siguiente caso. Un individuo contrata un seguro de vida ahorro por el que paga 6.000 euros al año y a partir de los 68 años comienza a recibir una renta anual vitalicia por valor de 10.000 euros. Con 68 años el porcentaje que ha de tributar es el 20% del rendimiento recibido, el cual es el resultado de sustraer de la renta anual-10.000 euros- las primas aportadas -6.000 euros-, es decir, 4.000 euros. El 20% de los 4.000 euros serán objeto de tributación.

En el caso de la renta temporal, el rendimiento de capital a tributar se calcula aplicando un porcentaje en función de los años que dure la renta, siendo el 12% de lo percibido cuando la renta tiene una duración de hasta 5 años, el 16% hasta los 10 años, el 20% hasta los 15 años, y el 25% cuando la renta se reparta en un periodo superior a 15 años.

Retomando el ejemplo anterior, si se tratara de una renta temporal a percibir durante 5 años por cantidades anuales de 10.000 euros, el rendimiento de capital mobiliario a tributar sería 1.200 euros (el 12% de 10.000).

Por otra parte, debe tenerse en cuenta que el rendimiento de capital mobiliario percibido es siempre objeto de retención fiscal, a la espera de la realización de la declaración de la renta. En función del capital percibido el porcentaje retenido será mayor o menor. 21% hasta los 6.000 euros, 25% hasta los 24.000 y 27% cuando se supere esta cantidad. Además, es necesario mencionar que el tipo de tarifa aplicable a la base del ahorro va a experimentar ciertas reducciones a lo largo del año 2015 (20%, 22% y 24%) y 2.016 (19%, 21% y 23%).

Existe una amplia oferta de productos de ahorro. A la hora de contratar un seguro de vida debe tenerse en cuenta no sólamente la rentabilidad obtenida, sino el hecho de que sólo se tributará por los beneficios obtenidos una vez se rescate el capital o comience a recibirse la renta.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Seguros de vida
Un comentario sobre “Cómo afectan los seguros de vida a la fiscalidad
  1. eva dice:

    El el caso de seguros de vida de riesgo, si el beneficiario es la entidad bancaria, qué impuesto de retención fiscal se aplica? En el caso de percibir como beneficiario una capital de seguro de vida en caso de fallecimiento, qué impuestos y retenciones se aplicarían. Si es por el ISD también se declara como rendimiento de capital mobiliario?
    Muchas gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Aseguradoras online