Experiencia con seguro a todo riesgo durante muchos años

Como comenté en otra ocasión, teníamos un coche Seat Ibiza Stella 1.9 TDI 100 CV de junio de 2003. En 2007, después de pasar por varios seguros manteniéndolo siempre a todo riesgo y con una cuota anual en ese momento de más de 700 € en Reale, lo pasamos a una compañía por Internet, de esas que tanto se anunciaban por TV. Así, solicitamos presupuesto en Direct Seguros, Fénix Directo, Línea Directa y Génesis. Tras comparar ofertas (todas muy parecidas y por debajo de los 500 euros anuales), decidimos contratar un seguro a todo riesgo para el automóvil en Génesis, con una cuota anual de unos 400 euros con una franquicia de 200 euros. En junio de 2012, con una antigüedad exacta del vehículo de 9 años, y tras varios años en Génesis con el seguro a todo riesgo pagando una cuota en ese momento de 388 euros anuales, tuvimos un accidente, afortunadamente sin consecuencias personales.

airbag-disparado

La salida de nuestro parking en ese momento, además de puerta automática, tenía un bolardo móvil en la acera, que subía y baja con un mando a distancia y contaba con un semáforo para permitir el paso. Cuando el bolardo está bajado el semáforo permanece en verde. En el momento en que el bolardo va a empezar a subir, el semáforo cambia a ámbar y cuando está arriba del todo el semáforo está en rojo. En esa ocasión, tras pasar el vehículo de delante nuestro nosotros pensamos que también nos daba tiempo a pasar y ni siquiera nos fijamos en la luz del semáforo. Pero en ese momento el bolardo comenzaba a subir mientras pasábamos nosotros y se enganchó en los bajos delanteros del vehículo. Íbamos a muy poca velocidad (10-20 km/h) y los bajos no sufrieron daños, pero el golpe fue seco con lo que tuvimos la mala suerte de que los sensores interpretaron choque frontal y saltaron los airbags de conductor y pasajero. La tapa del airbag del pasajero chocó con tanta fuerza contra el parabrisas que lo rompió, después nos comentaron que podía ser un comportamiento a propósito para favorecer la excarcelación en caso de siniestro más grave.

Tras recuperarnos del susto del petardazo de los airbags (dicen que tienen una pequeña cantidad de pólvora para hacerlos saltar), tomar conciencia de lo que había pasado y apagar el motor porque el coche no paraba de pitar (el claxon estaba en el mismo volante donde había saltado el airbag), comprobamos una pequeña lesión en el brazo del conductor del golpe del airbag y la marca en el pecho del cinturón de seguridad, pero sin importancia. Llamamos a la compañía de seguros Génesis para que nos enviara un vehículo de asistencia para llevar el coche al taller, ya que con el motor en marcha no paraba de pitar, y sin problemas nos lo enviaron.

Pero llegado el momento de solicitar la actuación del seguro para cubrir el coste del siniestro es cuando actuó el valor del vehículo en ese momento, lo que se llama el valor venal. Un seguro a todo riesgo no llega a cubrir el coste de un coche nuevo, sino que cubre como máximo el valor del vehículo en el momento del siniestro, o eso es lo que dicen las compañías de seguros, ya que parece que podemos exigir la reparación total si su coste no supera el doble del valor venal. Evidentemente, cuanto más tiempo tenga el vehículo, menos valor tendrá. En nuestro caso el valor venal del vehículo era de unos 1.800 euros y la reparación costaba más de 4.000, entre reparar los dos airbags y el sistema de disparado pirotécnico, el cinturón de seguridad con pretensores, el parabrisas, etc. La compañía de seguros nos pagó los 1.800 euros pero nada más, así que decidimos no repararlo.

En conclusión, aunque la cuota de un seguro de coche a todo riesgo con franquicia en una compañía de seguros por Internet puede resultar barata en comparación a las tradicionales, cuando el vehículo cumple los 3 ó 4 años de antigüedad ya no se recomienda el seguro a todo riesgo, ya que el valor del coche disminuye rápidamente.

Etiquetado con: , , , , ,
Publicado en: Experiencias con seguros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Aseguradoras online