La historia de los seguros: desde las primeras pólizas en Egipto hasta Roma, los primeros contratos

antiguo Egipto

Los seguros no son un elemento que haya sido inventado en nuestros tiempos. Las primeras civilizaciones ya se intentaban asegurar contra todo tipo de contingencias. Y si bien el primer seguro del que se tiene constancia data de la época de los babilonios, allá por el año 1.760 antes de Cristo, y bajo el mandato de Hammurabi, no fue hasta las civilizaciones egipcia y romana cuando los seguros empezaron a desarrollarse hasta llegar a ser lo que son hoy en día.

Los egipcios aseguraban hasta sus momias

Comenzamos nuestro viaje en el antiguo Egipto, una civilización que se originó a lo largo del cauce medio del río Nilo, gracias a su fuerte fertilidad y como medio para el transporte de mercancías con las regiones vecinas del África Central y del Mediterráneo Oriental. Su legado cultural y religioso está fuera de toda duda, y la influencia que tuvo esta civilización en el desarrollo de los seguros es palmaria.

De hecho, si por algo se caracterizaba la cultura egipcia era por el culto a los muertos. De hecho, los egipcios creían en la inmortalidad del espíritu humano, dando lugar al desarrollo del embalsamamiento y la momificación. Una práctica cara que no todas las familias podían permitirse.

Parece ser que, en la época de los faraones, los habitantes de los pueblos egipcios se unían en mutualidades para hacer frente a los gastos de sepelio y consuelo cada vez que fallecía una persona. Esta mutualidades no eran más que asociaciones grupales donde cada miembro realizaba su pequeña aportación con el fin de asegurarse que todas las personas tuviesen un entierro digno.

De este modo, los ritos fúnebres que se celebraban cuando una persona fallecía quedaban pagados con la recaudación de la colectividad, evitando de este modo que la familia tuviese que hacer frente a un importante gasto o que, directamente, no pudiese celebrarse por falta de fondos.

Estas mutualidades fueron el origen de los seguros de decesos, tal y como los conocemos hoy en día, y el germen para la aparición y posterior desarrollo de los seguros de vida. Una práctica que comenzó hace más de 4.000 años, pero que sigue estando vigente hoy en día (y quizá más que nunca).

Roma, la civilización que cambió todo

El Imperio Romano se originó en torno al año 753 AC a orillas del Mar Mediterráneo, y fue uno de los más extensos de los que se tiene constancia. El derecho que regía en esa época ha tenido una influencia significativa en los ordenamientos jurídicos de las sociedades occidentales actuales.

Junto con el desarrollo de las primeras ciudades y el comercio por el Mediterráneo, el Imperio Romano se convirtió en una de las épocas de mayor bienestar. Pero Roma no se hubiese desarrollado de esta manera si no hubiese sido por la existencia de los seguros, especialmente en el ámbito del transporte de mercancías y los seguros de vida.

Los romanos adoptaron los préstamos a la gruesa, una suerte de seguro de accidentes que tenía como objetivo protegerse ante los problemas que pudiesen surgir en el transporte de mercancías. Entre las normas y coberturas que regían estos contratos, estaba la de resarcir a los familiares de una persona fallecida en caso de siniestro, así que también podría considerarse como un precursor de los seguros de vida.

Y siguiendo el camino de los egipcios, los romanos desarrollaron un poco más el seguro de decesos y originaron el primer seguro de autónomos. En época de los collegia, precursores de los colegios y agrupaciones profesionales actuales, se estableció una aportación de dinero por cada miembro de la asociación para compensar a los familiares de los profesionales que fallecían y así poder pagar los gastos del entierro, además de proteger los problemas que pudiesen surgir en caso de enfermedad profesional.

Los romanos fueron, por tanto, una de las civilizaciones más activas en lo que a desarrollo del seguro se refiere. A ello contribuyó un marco jurídico que protegía los contratos y una cierta estabilidad política y social. Tanto ellos como los egipcios pusieron su granito de arena para que los seguros evolucionasen hacia lo que conocemos hoy en día: un instrumento esencial para las sociedades actuales.

En SegurosOnline.eu | Qué es una póliza: entendiendo los seguros

Publicado en: Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Aseguradoras online