Me han robado en casa ¿Qué he de hacer?

La percepción de que los robos dentro de las viviendas va en aumento no es sólo una sensación que los ciudadanos tenemos gracias a los medios de comunicación, es una hecho consumado más que relevante. Y es que durante el primer trimestre del año 2013 los robos con fuerza en domicilios privados tuvo un incremento del 6,1% en comparación con el primer trimestre del año 2012, quedándose en una subida del 3,6% durante los primeros tres trimestres del año 2013. O sea, estamos diciendo que durante los primeros 9 meses del año 2013, los robos con fuerza en domicilios privados tuvieron un incremento del 3,6% si lo comparamos con los datos del año 2012.

Lejos de mejorar, los datos empeoran y las previsiones no son mucho mejores según el Ministerio del Interior que, en 2011, puso en marcha un nuevo plan para frenar el aumento de robos en viviendas donde se incluían, entre otras, medidas como la promoción de prácticas de autoprotección ciudadana o la adopción de iniciativas de colaboración entre las fuerzas de seguridad y los porteros y conserjes de fincas y conjuntos residenciales. Pero como refleja la estadística parece que dicho plan ha sido un fiasco en toda regla.

denunciar robo en vivienda

Así pues, como la estadística nos dice que la probabilidad de que suframos un robo de este tipo en nuestro hogar es alta, queremos adelantarnos a los acontecimientos (ojalá nunca tengas que recurrir a este artículo que hemos escrito) y presentar una serie de pautas que deberás seguir en caso de sufrir un robo de estas características.

¿Qué debo hacer en caso de robo en mi hogar?

  1. Llama a la policía. Sí, parece obvio, pero es lo primero que deberás hacer. Sobretodo si tienes sospechas de que los ladrones siguen dentro. Enfrentarse a ellos puede ser el error más grave de tu vida por varias razones; los ladrones suelen ser individuos con amplios historiales delictivos, violentos y pueden ir armados, sólo por estas tres razones no deberías entrar en tu casa para enfrentarte a una situación en la que estás en clara desventaja. Llama a la Policía Nacional (091) y deja que ellos se ocupen de todo.
  2. No toques nada. Si la casa ya ha sido desvalijada puedes entrar en ella pero evita tocar nada. Haciéndolo puedes destruir alguna prueba o pista que permita dar con los ladrones. Así facilitaremos la labor de la investigación por parte de la policía. Pero seamos realistas: si no ha habido delito de sangre la policía se limitará a hacer un parte del robo, no imagines que vendrá todo un equipo “CSI” a sacar huellas y habrá una super investigación. Lamentablemente NO será así.
  3. Una vez la policía haya concluido “su investigación” y nos haya dado permiso para entrar debemos hacer un inventario de todos los objetos que han sido robados. Para ello lo mejor es ir habitación por habitación para ver el alcance del robo y detallar todo aquello que te han sustraído (también aquello que ha sido dañado o roto). Junto a cada uno de los objetos robados hay que poner una estimación aproximada del valor de éstos, y si poseemos las facturas mucho mejor, ya que de cara al seguro ganaremos en credibilidad y aumentará las posibilidades de que la indemnización sea mucho más aproximada al valor real de los objetos que se han llevado los ladrones.
  4. Denunciar el robo. Este es el paso que nos permitirá reclamar ante la compañía de seguros la indemnización pertinente. Dicha denuncia debe hacerse ante la policía en un plazo máximo de 72 horas y habrá que hacer constar en ella el nombre de nuestra compañía aseguradora junto al inventario de objetos robados, y como hemos dicho antes si podemos aportar documentos como facturas, tiquets de compra o incluso fotografías (en el caso del robo de joyas es muy útil) mucho mejor. De cara a la compañía de seguros (sobra decir que si no tenemos una póliza de hogar todos estos pasos son inútiles) debemos presentar una copia de dicha denuncia ya que ésta nos será exigida para peritar los supuestos daños sufridos por el robo.
  5. Avisar a la compañía de seguros. Una vez formalizada la denuncia y con una copia de la misma en nuestro poder debemos ponernos en contacto con nuestra compañía aseguradora para cursar el procedimiento de la reclamación lo antes posible. Seguramente un perito se desplazará hasta el domicilio para hacer un reconocimiento previo de éste y avalar que lo que se dice es cierto, asimismo evaluará tanto el robo de los objetos como los desperfectos sufridos durante el mismo (ventanas rotas, cerraduras forzadas, etc.). Una vez hecho este trámite deberemos esperar a la aprobación de la reclamación, entonces la compañía emitirá un pago sobre el valor estimado que el perito haya suscrito.

Como consejo final, general, te recomendamos que seas previsor, guarda siempre en una carpeta todos los tickets de compra, facturas de todo tipo de objetos que sean susceptibles de ser robados como electrodomésticos, videoconsolas, dvd’s, televisores, ordenadores, etc. En el caso de tener joyas, igualmente es recomendable hacer fotografías (imprímelas y guárdalas) de las mismas para, en caso de ser localizadas por la policía, puedas probar junto con la denuncia pertinente que son de tu propiedad. (Si has sufrido además el robo de tus tarjetas de crédito, talonarios o documentación financiera sensible no olvides llamar a tu banco y notificarlo).

El trauma que produce ser víctima de un robo dentro del hogar es bastante profundo, pues la víctima siente violada su intimidad, además de tener un sentimiento de indefensión e  impotencia difícil de explicar. Debemos ser cautos en todo momento y reforzar la vigilancia y seguridad de nuestra casa, sólo así evitaremos ser víctimas de un robo perpetrado por los ladrones “no profesionales”.

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Consejos y Normativas, Seguros hogar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Aseguradoras online