Seguro de alquiler Vs. aval bancario

El mercado de alquiler de viviendas crece debido a la bajada de la compra de casa. El instrumento más utilizado en España para garantizar el cobro de la renta mensual de alquiler ha sido tradicionalmente el aval bancario. El problema es que los requisitos para conseguir este tipo de avales por parte de los inquilinos es cada vez mayor y hacen muy difícil conseguirlos.

En la actualidad en España, según un estudio publicado por la Asociación para el Fomento del Alquiler y el acceso a la vivienda, las viviendas de alquiler que cuentan con este tipo de seguro son de un 17% frente al 40% de media en Europa. seguros de alquilerPero los tiempos cambian y aunque aún el 38% de los arrendadores insisten en solicitar un aval bancario esta tendencia tiende a desaparecer. Basta decir que desde el comienzo de la crisis las búsquedas de este tipo de seguros se han multiplicado por cuatro.

Este cambio de tendencia se debe a que cada vez es más difícil encontrar inquilinos que puedan presentar un aval por el montante de 4 o 6 meses de alquiler, en cambio un seguro de alquiler es relativamente barato, alrededor de un 2,5% de la renta anual del inmueble (para un alquiler de 700 euros al mes el seguro cuesta unos 210 euros) y la cobertura es mayor que un aval ya que puede cubrir hasta 12 mensualidades, además de los gastos judiciales de reclamación y desahucio del inquilino.

Aunque básicamente las coberturas son similares en las diferentes compañías hay diferencias, unas incluso adelantan el dinero al arrendador antes de que haya sentencia. Para comparar la opción que más le interesa:

Otra ventaja importante de este tipo de pólizas es que la compañía se encarga de solicitar la documentación necesaria al inquilino (en caso de no querer hacerlo nosotros) que normalmente es la nómina, en caso de estudiantes exigen a alguien que responda por el alquiler (normalmente padres) y DNI. Como exigen algunas garantías la media de impagos en las casas con seguros de alquiler es casi 10 veces menor a las que no tienen este tipo de pólizas, lo que también es una garantía extra para el arrendador.

En el caso de que haya problemas las reclamaciones judiciales son por cuenta de la aseguradora y en los plazos más rápidos que permite la Ley si hay que solicitar el desahucio del inquilino.

Suelen tener la cobertura por daños y desperfectos del continente, es importante ya que un inquilino moroso que va a ser desahuciado en muchas ocasiones provoca desperfectos. Más información de estas pólizas en: Seguro de alquiler de viviendas.

En cambio con una aval bancario conseguiríamos cobrar como máximo el importe de ese aval (lo normal es 4 meses) y todos los gastos de abogados, juicios, asistencia jurídica correrían de nuestra cuenta.

Por todo esto la tendencia del mercado está cambiando y cada vez son más personas las que acuden al seguro en lugar de al aval, según algunos expertos el aval bancario acabará por desaparecer en los contratos de alquiler.

Si tienes experiencias, dudas y opiniones tanto con seguros de alquiler puedes dejar tu comentario que será de gran utilidad para otros lectores.

Etiquetado con: ,
Publicado en: Seguros hogar
Un comentario sobre “Seguro de alquiler Vs. aval bancario
  1. Cobratis dice:

    Muy buen artículo, ahora incluso se pide el aval a través de vehículos con determinado valor para ejecutar el embargo preventivo en caso de impago.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Aseguradoras online