Seguro de responsabilidad civil para directivos

seguros para directivos de empresaEs lamentable que así sea, pero una mala decisión dentro del ejercicio empresarial normalizado puede afectar a tu patrimonio personal. De hecho, los administradores (también los equipos directivos) de pequeñas, medianas o grandes empresas están expuestos al mismo tipo de riesgo que cualquier multinacional. Esto es debido a que el régimen de Responsabilidad Civil al que están sometidos es exactamente el mismo. Así pues, la responsabilidad asumida es personal, o sea, si eres el administrador respondes con tu propio patrimonio.

Por culpa de decisiones erróneas que puedas tomar durante el ejercicio de tu cargo en la empresa, que puedan provocar o provoquen daños económicos a terceros, puedes recibir reclamaciones de indemnización por parte de éstos. La responsabilidad en este caso es personal y uno debe responder con su propio patrimonio. Para evitar este tipo de situaciones drásticas e incómodas existe el llamado Seguro de responsabilidad civil para directivos.

¿Cómo funciona el seguro de Responsabilidad Civil para Directivos?

Cada póliza funciona de una manera diferente, por lo que aquí simplemente te vamos a mostrar un plan generalizado, pero si estuvieras interesado en contratar un seguro de este tipo te invitamos a que leas siempre las condiciones contractuales de la póliza en cuestión y las compares con lo que vas a leer a continuación.

Antes de nada deberíamos hacernos la pregunta ¿qué protege este seguro? Bien, el llamado Seguro de Responsabilidad Civil para Directivos, como hemos dicho en párrafos anteriores, protege a los administradores y equipos directivos de una empresa frente a las reclamaciones que puedan recibir por errores cometidos durante el desempeño de su cargo y que, de alguna manera, pueden hacer peligrar su patrimonio personal.

Este seguro protege a todas aquellas personas que desempeñan funciones de administración y supervisión que incluyen tomas de decisiones en la empresa (ya sean gerentes, administradores, directivos, consejeros, secretarios, miembros de Juntas de Gobierno, etc) y asimismo a los cónyugues y herederos ante cualquier tipo de reclamación en caso de fallecimiento del tomador de la póliza (el asegurado).

¿Qué cubre este seguro? Pues básicamente se cubren rodas aquellas reclamaciones recibidas con posterioridad a la contratación del seguro, aunque éstas correspondan a hechos ocurridos con anterioridad a la misma y sin limitación de tiempo. Como hemos dicho cubren las reclamaciones que se puedan derivar del ejercicio de nuestras funciones dentro del ámbito empresarial. El seguro cubre los siguientes gastos:

  • Gastos de defensa (gastos de abogados, investigadores, procuraduría, etc.)
  • Importe de las fianzas y los gastos de constitución de las mismas
  • Importe de las indemnizaciones derivadas de las reclamaciones
  • Multas y sanciones administrativas (el importe de la multa y sanción con un límite de 25.000 euros por reclamación y periodo)
  • Gastos de responsabilidad en materia tributaria
  • Prácticas laborales incorrectas como podría ser, por ejemplo, la reclamación por daño moral por parte de un empleado.
  • Gastos de gestión de crisis, relaciones públicas y protección de la reputación empresarial.
  • Privación de bienes.

Si te preocupa que la gestión al frente de una empresa pueda repercutir (por una mala decisión) en tu patrimonio personal deberías pedir información en tu correduría de seguros sobre este tipo de seguros. A veces más vale prevenir, porque un mal día lo tenemos todos y no es cuestión de que éste te arruine la vida, ¿o no?

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Seguros profesionales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Aseguradoras online