Seguros de baja para autónomos

pierna rotaLos autónomos en España representan un elevado porcentaje de la población trabajadora, pero al mismo tiempo su nivel de protección ante bajas laborales es muy bajo. Esto hace que los empresarios autónomos recurran a seguros privados para garantizar su estabilidad financiera en caso de enfermedad o accidente.

Antes de abordar este tipo de seguros y los diferentes tipos que se pueden contratar conviene repasar las coberturas que un autónomo tiene en España en caso de incapacidad temporal.

Coberturas de la SS para autónomos

El primer punto importante es que para poder cobrar del sistema público por baja laboral se deben haber cotizado un mínimo de 180 días, así una persona que se da de alta y sufre por ejemplo un accidente antes de los 6 meses cotizados no cobrará nada de la Seguridad Social.

El segundo punto obligatorio es estar al corriente de pagos con la Seguridad Social, si tenemos alguna deuda, por pequeña que sea, no podremos cobrar la prestación por baja laboral.

Una vez cumplidos los requisitos anteriores debemos tener en cuenta que la mayor parte de los trabajadores por cuenta propia cotizan por el mínimo. Mostramos a continuación el cálculo de lo que cobraríamos en caso de baja en el supuesto de cotizar por el mínimo, que en el año 2013 son 858,60 euros, en caso de cotizar por una cantidad superior basta hacer una regla de tres para averiguar cuanto cobraríamos y si necesitaríamos un seguro privado.

Datos previos (teniendo en cuenta las cotizaciones de 2013):

Base de cotización: 858,60 euros mensuales

Cuota mensual de autónomos: 256,72 euros

Prestación 3 primeros días de baja: 0

Prestación entre el día 4 y el 20: 60% de la base de cotización

Prestación desde el día 21: 75% de la base cotizada

Todos los datos anteriores sirven para calcular nuestra renta durante la baja. A la prestación que nos corresponde hay que restar los 256,72 euros de boletín mensual que hay que seguir pagando religiosamente. Así esto es lo que nos queda mensualmente:

Primer mes: 250,25 euros (506,57 de baja menos la cuota)

Segundo y posteriores: 387,23 euros

Viendo estos datos mucha gente entenderá porqué los trabajadores autónomos nunca se ponen enfermos, si una persona es capaz de vivir con 387,23 euros mensuales se merece un premio. Pero aun cuando nunca pidamos la baja por una gripe u otras enfermedades menores no estamos exentos de sufrir un accidente o una operación que nos postre meses en la cama. Por eso hay que estar protegidos, el nivel de protección dependerá de las necesidades de cada persona.

Un pintor o fontanero que trabaja sólo y no es capaz de ir a trabajar si está de baja no genera ingresos y necesitará un seguro de mayor cuantía para poder mantener su renta. Una persona que tiene un comercio, pero tiene empleados posiblemente generará ingresos aún estando de baja y necesitará una protección menor.

Lo bueno de los seguros de baja privados es que es el asegurado el que elige la cuantía diaria a percibir y la carencia en función de sus necesidades. La prima del seguro dependerá de esas variables.

Por lo general este tipo de seguros cubren hasta un máximo de 12 meses de baja, aunque se puede ampliar si se considera necesario.

Aspectos fundamentales de un seguro de baja para autónomos

Cantidad a cobrar: Es la cantidad diaria que cobraremos durante el periodo de baja, esa cantidad la escoge el asegurado al contratar la póliza. Es importante saber nuestros gastos para poder fijar bien esta cantidad. Si nuestros gastos (alquileres, teléfono, etc) son de 3.000 euros mensuales deberemos asegurarnos por 100 euros diarios como mínimo. Esto suponiendo que durante la baja no tengamos ningún ingreso, en caso contrario debemos calcular cuanto necesitaríamos.

Franquicia: en este tipo de seguros la franquicia representa los días que no cobraremos nada. Cuanto más larga sea la franquicia más barato será el seguro. En principio, y como hemos comentado, los autónomos nunca se ponen enfermos, así que si no se va a pedir una baja por una gripe no merece la pena cobrar desde el primer día, el hecho de poner una franquicia de unos días abarata mucho el producto. También dependerá de los días que calculamos que podemos resistir sin ingresos.

Baremos: esto es un punto importante. Muchas compañías incluyen baremos a la hora de pagar las bajas. Esto significa que tienen estipulados de antemano los días de baja para cada enfermedad. Supongamos que una aseguradora estipula en sus baremos que una rotura de una pierna son 60 días de baja (es un dato inventado) así que cobraremos la indemnización de 60 días independientemente del tiempo de baja real. El problema de los baremos es que cualquier patología se puede complicar y alargarse la baja. Por otro lado cada profesional es diferente y una persona que trabaja delante de un ordenador con una rotura de pierna se pondrá a trabajar enseguida, pero un conductor de camión deberá terminar el proceso de rehabilitación completamente y su baja se alargara.

Mi opinión personal es que es preferible buscar seguros que no tengan baremos y cobrar el tiempo de baja real. Pero hay otras opiniones, una bastante extendida es que es preferible usar los baremos para poder incorporarnos al trabajo en cuanto podamos, ya que la indemnización es la misma. Un autónomo que esté de baja no puede hacer nada, ni “ir a la oficina” a hacer facturas, ya que la Seguridad Social daría automáticamente el alta y por consiguiente el seguro privado también. Si tenemos el seguro con baremo podremos ir a la oficina y cobraremos igualmente sin miedo a que nos quiten la baja.

Si nos acercamos a una aseguradora a preguntar por este tipo de seguro lo primero que nos van a ofrecer siempre es una póliza con baremos, su argumento de venta para que firmemos suele ser “si tienes una baja yo te pago los días que se supone que vas a estar de baja y si te pones a trabajar antes eso que has ganado”, cuidado con estos argumentos que si la baja se alarga podemos atravesar momentos económicos muy delicados.

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Consejos y Normativas, Seguros de salud, Seguros profesionales
2 comentarios sobre “Seguros de baja para autónomos
  1. maria dice:

    Si estas de baja por enfermedad, y tienes un seguro de autonomo, si por cualquier circustancias tienes q cesar la actividad, y por lo tanto paras el pago de cinco años de autonomo, que pasaria???

    • seguros dice:

      Si tienes un seguro de autónomo este se activa en el momento que causas baja y no tiene nada que ver con estar 5 años o los que sean. Se trata de un seguro privado y por tanto no obliga a nada.
      La única obligatoriedad de mantener 5 años la actividad es si has recibido alguna subvención, pero nada tiene que ver la subvención con el cobro de la baja ya sea de la SS o de un seguro privado. Pero si dejas de pagar la cuota de autónomo la Seguridad Social dejará de pagarte la baja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Aseguradoras online