Seguros para móviles, smartphones y tablets

Es muy habitual que a la vez que compramos un dispositivo móvil,  sea un teléfono, un smartphone o incluso una tablet, el mismo distribuidor de telefonía que nos está vendiendo dicho aparato aproveche para hacernos la pregunta del millón “¿desea usted un seguro para su dispositivo?” Es marketing puro, aprovechan la ilusión del momento, del despiste y de la novedad para endosarnos un seguro que en una situación normal quizás no desearíamos. A muchos nos puede parecer un absurdo asegurar el móvil, pero si reflexionamos quizás nos demos cuenta de que en realidad (sobretodo si somos un poco gafes) nos puede salir muy a cuenta.

seguro para movil

Para ello quizás deberíamos hacer una retrospectiva de la vida que han tenido nuestros dispositivos desde que tenemos uso de razón o hemos hecho uso de ellos. ¿Cuántos de ellos han caído al agua? (o al retrete, algo bastante común por lo que parece), ¿cuántos de ellos han sido robados? existen un sinfín de situaciones que quizás hayamos vivido, rotura de la pantalla, golpes, caídas, sobretensión, derrame de líquidos, etc. Como decía, hagamos una reflexión meramente estadística. ¿Hemos sufrido alguna de estas situaciones? En base a la respuesta puedes actuar en consecuencia.

Incluso aunque tus respuestas hayan sido “no“, puede que igualmente puedas estar interesado en adquirir un seguro para tu móvil, smartphone o tablet. Quizás tu distribuidor de telefonía no te lo ofreció en su momento o quizás pensaste que no querías un cargo más … pero te has arrepentido y estés pensando en contratarlo. Bien, nosotros vamos a ayudarte a decidir en base a las coberturas que todo seguro para móviles debería ofrecerte; pero ante todo debes saber que sólo te van a dejar contratar dicha póliza si tu dispositivo tiene menos de 30 días desde que lo compraste (nuevo).

¿Qué debe cubrir una póliza de seguro para dispositivos móviles?

Los puntos básicos que una póliza de este tipo para teléfonos móviles, smartphones y tablets son básicamente 5:

  1. Caídas
  2. Rotura
  3. Derrame de líquidos
  4. Sobretensión
  5. Temperaturas extremas

Si el seguro que te están ofreciendo no tiene estos 5 puntos sería conveniente que buscaras otra compañía, no te interesa un seguro que tenga menos que lo que hemos escrito en el párrafo anterior. El seguro, además debería cubrirte todos los costes que se deriven del transporte, mano de obra de la reparación (en caso de avería) y/o la reposición de piezas o componentes que pudieran haberse roto, siempre en caso de accidente, claro.

En caso de que tu dispositivo móvil no pueda repararse asegúrate que tu póliza cubra la sustitución del aparato por otro igual o de similares características y/o prestaciones. La mayoría de aseguradoras incluyen este punto, pero no suelen indicarlo de primeras, así que busca la cláusula donde aparezca este punto. Asimismo mira que tampoco tenga ningún periodo de carencia ni franquicias (suele ser lo habitual, pero asegúrate de ello).

Como suele decirse, compara precios, pero sobretodo coberturas, una póliza barata puede esconder algún tipo de franquicia, carencia o dejar de cubrir algún supuesto que otras sí tienen. Una vez tengas todos los puntos del seguro detallados decídete por la que creas más acorde a tus necesidades. Y si necesitas ayuda, ¡déjanos un comentario!

Etiquetado con: , , , ,
Publicado en: Actualidad seguros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Aseguradoras online